Asadero La Brasa

La Brasa es un asadero de pollos fundado en 1963, esta es la historia:

La Brasa

Todo comenzó mucho antes del 63, con la amistad entre comerciantes del mundo. Concretamente entre la amistad de Don Juan Cárdenes Guerra y Don Manuel María Da Silva. Esta relación se debía a los viajes de negocios de Don Juan Cárdenes a Portugal por comerciar con ceretos con los que se exportaban los tomates producidos en Gran Canaria por  la familia Cárdenes y Doña Olga Martín, esposa de Don Juan. “Don Manuel María Da Silva fue un gran amigo, nos llevaba a comer pollos asados en Portugal, pollos trinchados con salsas picantes que se esparcían con pinceles especiales”, explica Don Juan Cárdenes. Este gran amigo lo puso en contacto con proveedores que fueron claves para emprender la aventura de montar un asadero con carbón en la isla.

Por aquel entonces donde vivíamos en Tomás Morales 47  no estaba permitido montar un negocio de estas características sin embargo fue otro gran amigo Don Francisco Gonzales, quien había hecho en Mesa y López madera y corcho, consiguió con el delegado del gobierno en aquel momento que autorizara la apertura del asadero en Tomás Morales y después de muchos tramites y mucho esfuerzo empezamos a funcionar con las máquinas especializadas que aún tenemos.

Desde los  primeros momentos fue un éxito frente a la competencia de cocinas de gas o eléctricas dado que el pollo es más sabroso.

Antes no estaba tan extendido el consumo de pollo como ahora pero ahora se ha extendido su consumo por todas partes del mundo.